Crema con color: lo imprescindible para la primavera

La crema con color es un producto imprescindible durante la primavera. Cuando vuelve el buen tiempo, estas cremas recuperan un lugar vital en nuestro baño, igual que la chaqueta vaquera en nuestro armario. ¿Sabes qué crema con color es la mejor para tu piel? Nuestros expertos te ayudarán a escoger entre los cientos de productos que nos proponen las marcas. Para ello, hay que tener en cuenta el tipo de piel, el color de piel y el resultado que estás buscando. ¡Encuentra tu crema ideal para esta estación llena de color!

Crema con color: lo imprescindible para la primavera

La crema con color cubre ligeramente tu piel consiguiendo una sensación de frescor muy primaveral. Desde la salida de los primeros rayos de sol, hidrata todas las pieles y consigue un efecto buena cara inmediato. Estas cremas están pensadas para todas las pieles y para todas las edades. Pueden aplicarse sobre las pieles más jóvenes como primer paso del maquillaje, sobre las pieles adultas para aligerar una rutina de maquillaje o sobre las pieles maduras que quieren despedirse por completo de la base de maquillaje. En pocas palabras: la crema con color sublima e ilumina con total transparencia.

¿Por qué escoger una crema con color adaptada?

Las cremas con color suelen estar pensadas para las personas con una piel normal a mixta y algo seca. Es muy importante saber que su poder hidratante es muy ligero, por lo que no se recomienda a las pieles muy secas. Pero, ¡todos los problemas tienen solución! Ahora también existen cremas con color adaptadas a todos los tipos de epidermis: secas, muy secas e incluso grasas. Escoger un cuidado adaptado a tu piel es v-i-t-al, así que no dudes en resolver todas tus dudas de comprar y leer atentamente toda la información sobre el producto.

¿Cuál es el objetivo de utilizar una crema con color? Iluminar nuestra piel, sin lugar a dudas. Es un aspecto muy importante, pero no lo único. Es muy importante que tenga una cobertura muy ligera. Este tipo de cremas no están diseñadas para camuflar las imperfecciones como los granos, por ejemplo, sino aportar un ligero y agradable velo de luminosidad sobre el rostro.

Este producto tan primaveral conquista a la gran mayoría de mujeres, pero muchas de ellas no saben cuál utilizar. Como nuestro objetivo es ayudarte y acompañarte en tu día a día, te hemos preparado una selección de seis cremas con color adaptadas a los diferentes tipos de piel. ¡Pongámonos manos a la obra!

  • Pieles normales a secas con protección solar:

Crema con color Lierac fluido protector Sunissime

  • Pieles normales a mixtas con un efecto unificador:

Crema con color Caudalie Tono Divino

  • Pieles con acné para luchar contra las imperfecciones y ganar luminosidad:

Crema con color Avène Cleanance pieles con acné

  • Todos los tipos de pieles y adaptada a las pieles sensibles

Crema con color Jowae crema hidratante

  • Pieles amantes de lo bio y natural:

Crema con color Weleda Tono Sublime

  • Pieles maduras:

Crema con color: Avène DermAbsolu

¿Cómo escoger mi tono?

Es esencial saber que la crema con color no remplaza la base de maquillaje. Por eso, la mayoría de veces, no hay muchos colores diferentes disponibles. Las marcas suelen proponer dos o tres tonos diferentes, los cuales corresponden a las pieles claras y a las pieles mate: claro, medio, oscuro. No te preocupes, ¡no conseguirás un acabado blanco o muy anaranjado! La nueva generación de cremas con color se adapta fácilmente a los diferentes tonos de piel para conseguir un efecto buena cara e iluminador increíblemente natural. Sin embargo, las pieles muy claras y las pieles negras tendrán problema para encontrar el producto adecuado.

¿Cómo aplicar una crema con color?

Aplicar una crema con color es muy fácil: solo tienes que hacer como si fuera tu crema de día habitual. Gracias a sus texturas fluidas, se aplica sin problemas y, por lo general, no deja marcas visibles. ¡Pero un consejito especial nunca está de más! Para conseguir un tono totalmente unificado no olvides aplicarla sobre el cuello, el escote y el principio de las orejas. No necesitarás ningún tipo de material sofisticado para hacerlo, con tus manos es más que suficiente.Crema con color: imprescindible para la primavera

Antes de aplicar una crema con color, lo ideal es despertar tu piel. Para ello, te recomendamos lavarte la cara y aplicar un sérum, ya sea hidratante, antiedad, purificante o detox, por ejemplo.

Tras aplicar el tratamiento con color, te recomendamos acentuar los rasgos de tu rostro con unos polvos matificantes o bronceadores. ¡Conseguirás un efecto primaveral de cine! 🤩

 

También te puede interesar…

Protección solar: ¿cómo proteger a los niños? 13
¿Cómo conseguir un bronceado perfecto?
Enamórate de los aceites secos 11
Candidiasis vaginal: síntomas, tratamientos e higiene íntima
¿Cómo tratar la sudoración excesiva?
¿Cómo preparar tu pelo para el verano?
¿Sabes cómo escoger un buen autobronceador?
Productos ecológicos: os contamos nuestros favoritos 21
¿Cómo preparar la piel para volver al trabajo?