¿Cómo hacer un gel desinfectante?

¡Prácticamente se han agotado en todas las farmacias españolas! Debido al miedo provocado por el famoso Coronavirus, las mascarillas y los geles desinfectantes han desaparecido de todas las estanterías. No te preocupes, fabricar tu propio gel es más fácil de lo que piensas gracias a los aceites esenciales. ¡La higiene de manos es esencial!

¿Cómo utilizar un gel desinfectante?

El gel desinfectante se utiliza como un gel de manos: aplica 2 presiones y repártelo bien por las manos hasta las muñecas durante mínimo 30 segundos. ¡No te olvides de las uñas!

¿Cuándo utilizar el gel desinfectante de manos?

En periodo de epidemia (como la gripe o la gastroenteritis), se recomienda lavarse las manos una vez cada hora. Este tipo de gel se utiliza en cualquier sitio y en cualquier lugar: después de haber tocado el pomo de una puerta, después de coger el transporte público, en el trabajo, en el supermercado, etc.

¿Gel desinfectante contra el Coronavirus?

Lavar y desinfectar las manos es lo más simple y, a su vez, lo más esencial para evitar la propagación de un virus. Los geles a base de alcohol que se pueden encontrar en farmacia y parafarmacia han sido probados por los laboratorios para verificar su eficacia contra las bacterias o los hongos, por ejemplo. Pero el que vamos a fabricar nosotros puede ser igual de eficaz gracias a los aceites esenciales. Cada aceite cuenta con una composición precisa a base de moléculas antipatógenas.

En nuestra fórmula vamos a poner el aceite esencial de Ravintsara. Este es el aceite más eficaz gracias a sus propiedades antibacterianas, antivirales y antimicóticas. Podemos asociarlo al árbol de té y con el eucalipto limón. Además, añadiremos un gel de aloe vera por sus propiedades hidratantes e excipientes. ¿Otra de sus ventajas? Se seca muy rápido. Otra opción sería utilizar la menta piperita o la lavanda fina, ya que son aceites esenciales saneadores.

Gel desinfenctante: Aceite esencial Ravintsara Pranarom Gel desinfectante: gel de aloe vera Pur AloéGel desinfectante: alcohol 90% vol. Mercurochrome

¿Cómo fabrico un gel desinfectante?

Lo primero que necesitarás es un recipiente adaptado. Lo ideal es un envase con dosificador, como el típico gel de manos que podemos encontrar en todas las bolsitas de viaje. Lo ideal es que sea un frasco de 100ml y que sea fácil de transportar. Si quieres utilizar el envase de un antiguo gel desinfectante, lávalo completamente con un jabón y un cepillo. Recuerda que todo el material que vayas a utilizar tiene que estar limpio y que los ingredientes no pueden mezclarse de cualquier manera.

Coge un bol o un mortero y pon:

  • 8 gotas de aceite esencial de Ravintsara.
  • 8 gotas de aceite esencial de Árbol de té.
  • 8 gotas de aceite esencial de Eucalipto limón. Si prefieres, puedes utilizar lavanda o menta piperita.

Añade una cucharada sopera de alcohol 70º y mézclalo todo. Añade poco a poco 50gr de gel de aloe vera. Vierte todo el contenido en tu envase. Es muy importante que los ingredientes estén bien mezclados para conseguir un acabado homogéneo.

Utiliza tu gel desinfectante casero de 7 a 15 días. Después, se recomienda volver a fabricar un nuevo gel desinfectante para manos.

¿Gel desinfectante o jabón?

En periodo de epidemia, uno no puede vivir sin el otro. Es importante seguir lavándose bien las manos con agua y jabón. Además, te recomendamos evitar secarte las manos con los secadores eléctricos, ya que son un verdadero nido de bacterias. Evita también las toallas que utiliza todo el mundo. Desgraciadamente, ya que no es muy ecológico, lo más seguro es el papel desechable o utilizar una toalla pequeña de algodón de uso personal.

La función del gel desinfectante es complementar el lavado de manos. Es la forma práctica de tener las manos limpias y sanas en cualquier circunstancia. Su fórmula proporciona una acción más duradera y elimina más bacterias que el jabón.

Nuestro consejo: añade unas gotitas de aceite esencial de Ravintsara en tu jabón líquido y no olvides hidratarte las manos, ya que el gel desinfectante puede resecar la piel.

Otros consejos prácticos para protegerse del virus

Las mascarillas son cada vez más difíciles de encontrar. Por ello, te recomendamos poner unas gotitas de aceite esencial de Ravintsara en tu bufanda o pañuelo y utilizarlo para tapar el rostro en sitios muy concurridos. Los guantes también son de gran ayuda para protegerse, pero hay que desinfectarlos lo más a menudo posible.

Por otro lado, el spray nasal también crea un buen efecto barrera. Realiza dos o tres pulverizaciones en cada fosa nasal, tres o cuatro veces al día.

¿Has pensado en tu mascota? También puedes proteger a tu animal de compañía, el cual va a andar por la calle y por casa. Puedes aplicar un bálsamo protector para sus patitas a base de propóleo, miel y manteca de karité. Es un buen aislante y antiinfeccioso. Siguiendo esta lógica, te recomendamos dejar tus zapatos y tus abrigos en la entrada de casa para evitar que entren las bacterias a todo el hogar.

Gripe: lucha de forma natural 8
Refuerza tus defensas para la vuelta al cole
Una higiene íntima perfecta durante todo el año